viernes, 4 de diciembre de 2015

DESCUBRIENDO LOS CINCO SENTIDOS (1): ALGUNOS RECURSOS SENCILLOS Y ÚTILES

¡Qué bonito es este primer trimestre de tres años! ¡Sí, duro también, es verdad! Pero ¡Bellísimo! Se produce un pequeño milagro en la clase: de ser un puñado de personitas asustadas (ahí me incluyo yo misma)  comenzamos a ser grupo, a funcionar con cada día más autonomía, a entender el complejo entramado de normas de la clase y de nuestro centro...  ¡Me encanta la educación! Confieso que hay días que me gusta más que otros porque está claro que malas jornadas las tenemos todas pero en general lo disfruto mucho y más ahora.

En nuestro cole todo el ciclo de Infantil está trabajando el cuerpo, en concreto "El cerebro". Con los más peques era un poco complejo hablar de neuronas y esas cosas así que hemos centrado el proyecto en el cuerpo pero especialmente en los cinco sentidos que resumen las funciones más básicas del cerebro.
La experiencia nos está gustando mucho. Vamos repasando uno por uno los órganos de los sentidos y explorándolos y a partir de ahí surgen distintas actividades: picar los agujeros de la nariz, dibujar pestañas, comprobar los sonidos que nos rodean, descubrir diferentes tactos...
Más adelante, una vez concluido el proyecto, os adjuntaré las fichas trabajadas y comentaré un poco más sobre él. Ahora me interesa hablar de unos recursos muy sencillos para tener en clase y usarlos no solo con este proyecto sino para muchísimas cosas:
  • la lupa y el espejo: ¡han sido claves para conocernos! Cada peque ha ido descubriendo  cada parte de su cara: el color de sus ojos, la forma de su nariz y sus orejas, las papilas gustativas de su lengua, las huellas de los dedos... ¡Qué cara de ilusión se les queda al autodescubrirse! Pero también es genial observar como son los demás y las semejanzas y diferencias que compartimos con ellos. En definitiva la lupa nos permite hacer visible esas pequeñas partes de nuestros cuerpo que a ellos les pasan normalmente desapercibidas.

La lengua tiene pequeños puntitos ¡Así podemos verlos!

Estaba buscando mi nariz pero ¡Me desvié un poco!

¡Qué bonitos son mis ojos de color marrón!

  • La bolsas misteriosas: para trabajar el tacto, que aprendan a "ver" de otra manera, una cosa tan sencilla como meter varios objetos con diferentes texturas y tamaños se convierte en un juguete que les encanta. Podemos pedirles que saquen determinado objeto o que escojan uno al azar y adivinen de qué se trata. En cualquier caso  les encanta y empiezan a entender que se puede saber muchas cosas solo  por el tacto. Además a través de esta experiencia podemos introducir muchos conceptos básicos: liso, rugoso, grande, pequeños, duro, blando...  explorar la textura de la madera, la de la tiza, la del metal, el plástico... ¡Tiene un montón de posibilidades!
El contenido de la bolsa (para 3 años), se presenta antes de la actividad.

Busca que te busca... con el pañuelo no hago trampas.

¡Encontré la bola de lana!

¡Y yo encontré la cuchara!
 Lotos sonoros y audiciones: buscamos un vídeo de sonidos diversos, tapamos la pantalla con una tela y empezamos a reproducir ¿Qué está sonando? ¿Qué animal es ese? Al final del ejercicio destapamos la pantalla y lo vemos, esta vez también con nuestros ojos, no solo con los oídos ¿logramos acertar muchos sonidos
Hemos tapado la tele para que no podamos ver los animales misteriosos. 
 
Hacemos una primera audición. En la segunda ya vamos señalando con una pegatina los animales que reconocemos.
Al final comprobamos que hemos acertado y vemos el vídeo.

  • Otra actividad clásica es la audición de piezas musicales y dibujar con todo tipo de colores lo que sentimos escuchando la música: una actividad muy sencilla y sin embargo les encanta. Además es una oportunidad para expresar sentimientos, emociones, pensamientos... una ventanita abierta a su cerebro.
  • Caleidoscopios y lupas de color: siempre me han fascinado los caleidoscopios y a los peques también. Les dejamos algunos de esto recursos a mano y ellos harán el resto: ¡Ha descubrir la magia de los colores! ¡Para eso tenemos los ojos!
  • Frascos con olores y sabores: ¿Adivinamos lo que hay dentro solo oliéndolo? ¿Cómo diferenciar el azúcar y la sal? ¿La gaseosa de la tónica? Hay infinidad de posibilidades.

  • Otra propuesta es organizar un TALLER DE LOS SENTIDOS.


Esta ha sido una de las tareas que hemos planteado en todas las clases. Lo han llevado a cabo mamás, papás, incluso abuelas! Ellos lo han disfrutado y los peques ¡Ni os cuento! Ha sido una preciosa experiencia que complementa  el trabajo que estamos haciendo cada día en la clase.
¡Así da gusto!
En este caso se han realizado cinco rincones, cada uno para un sentido. Los peques divididos en cinco grupos fueron rotando y se lo pasaron genial.





Hay muchas formas para trabajar los sentidos. Para mí una de las más motivadoras es "La cesta viajera", que este año aún no he podido realizar por motivos de logística pero espero poner en marcha pronto. Sobre ese tema tengo varias entradas por si os interesa:

En cualquier caso os invito a que de manera continua despertéis vuestros sentidos y los de vuestro peques: son las ventanas al mundo y abrirlas hasta arriba, limpiar cristales y descubrir lo hermoso que es cuanto nos rodea es al fin y al cabo la más importante tarea de la escuela.

1 comentario:

  1. Un buen trabajo. Muy graciosas las fotos con la lupa.
    Gracias por compartir.

    ResponderEliminar

VUESTROS COMENTARIOS Y APORTACIONES SON MUY BIENVENIDOS:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...