viernes, 28 de octubre de 2011

¡UNA AVENTURA LLENA DE MONSTRUOS!


Hoy en el cole hemos celebrado la fiesta de Halloween, porque como somos un centro bilingüe, unos objetivos que tenemos es la inmersión del alumnado en la cultura anglosajona, sin olvidar por supuesto nuestras propias raíces, por lo que también hemos tenido la visita de los castañeros. La Comisión de Bilingüismo ha organizado unas actividades estupenda en las que hemos participado dentro de lo posible, porque como somos los peques del cole, en algunas cosas tenemos que tomárnoslo con más calma.
Así que hemos venidos con un objeto de Halloween (porque los disfraces completos nos dan aún mucho miedo) y una seño de Boston vino a enseñarnos una canción y nos ha contado cosas de la fiesta en Estados Unidos.
Podéis verlo en casa aquí:

Luego les hemos puesto cara a la "pumpkin" (calabaza) y un fantasma dulzón, con chupachús y clinex (así estamos aprendiendo a dibujar caritas y conocer nuestro esquema corporal). Nos fuimos a comer castañas y los compañeros y compañeras de 6º nos ayudaron a pelarlas ¡Muchas gracias!
En el patio jugamos a pintarnos caras: empezó la maestra pero luego fuimos nosotros y nosotras los que tomamos el relevo y nos lo pasamos genial ¡Somos unos artistas! Quiero aclarar a este respecto que el ejercicio de pintarse la cara tiene muchos aprendizajes aparte del artístico: aprendemos a colaborar, a relacionarnos, a tocar con cuidado a los demás y a ser tocados y tener confianza en el compañero o la compañera que me pinta. En las fotos podemos ver las iniciales expresiones de reticencia y como se van tornando en confianza y felicidad. Incluso los más pillines pintaron con cuidado a los demás. Pero además de todo esto, el masaje de los lápices de pintura sobre la piel les ayuda a entender su propio cuerpo: a "experimentarlo" y "sensibilizarlo", promoviendo así el autoconcimiento y la autoestima... Además, ¿os imagináis una forma más divertida de dibujar y hacer trazos?¡Vamos! ¡Y parecía cualquier cosa!
Pues, en vista de que los peques resultaban no ser tan peques, les dejé la cámara de fotos (que en realidad es mi móvil y aún así lo supieron manejar) y nos hemos dado cuenta de que hay fotógrafos magníficos en la clase; a mi me encanta una foto que me ha hecho Elsa junto a Irene.
Después de la relajación jugamos un rato: a la escoba, a las estatuas, a los encantamientos... y finalmente nos despedimos después de un día lleno de cosas nuevas.
¡Qué bien nos lo hemos pasado!
Y desde aquí felicitar a Sara, nuestra magnífica compañera monitora, porque sin su ayuda no podrían pasar tantas cosas bonitas en nuestra clase. ¡GRACIAS COMPI!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

VUESTROS COMENTARIOS Y APORTACIONES SON MUY BIENVENIDOS:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...